Clínica Dental María Prieto

¿Qué es la oclusión y cómo se corrige?

La articulación temporomandibular ( ATM ) une la mandibula con el cráneo, es la articulación más usada del cuerpo y por tanto una de las más afectadas, se calcula que casi un 50% de la población presenta alguna alteración funcional del sistema masticatorio, pero no lo sabe.  Los síntomas más comunes son el dolor o pérdida de movilidad de la mandibula, dolor de oído, de cabeza, del cuello, ruidos al abrir y cerrar la boca, etc.

La valoración de las estructuras adyacentes (músculos, ligamentos, posición del disco o menisco interarticular) es, en ocasiones, de vital importancia para enfocar el tratamiento. La forma que tienen los dientes de contactar entre sí, puede determinar la aparición de molestias articulares, sobre todo al abrir y cerrar la boca, ya sea porque se sobrecarga más un lado que el otro, o porque se provoca una posición retraída de la mandíbula, y por lo tanto del cóndilo en el espacio de la articulación.

El tratamiento de las disfunciones craneomandibulares resulta más difícil cuanto más crónico es el problema, por lo que resulta aconsejable acudir a la consulta en cuanto se notan los primeros síntomas. La base del tratamiento pasa por restablecer el equilibrio entre los músculos, dientes y las articulaciones, mediante técnicas ortopédicas, ortodóncicas, protésicas o bien mediante la utilización de placas de descarga (férulas) de diferentes tipos.

Las placas de descarga y los posicionadores son aparatos acrílicos de diferentes texturas que se interponen entre los dientes (generalmente durante la noche) y son capaces de redirigir, disminuir y redistribuir las fuerzas de la masticación, relajando la musculatura y protegiendo la articulación (ATM).

Los resultados de los tratamientos son altamente satisfactorios, por todo ello animamos a las personas que tengan alguno de los síntomas descritos a que acudan a nuestra Clínica para poder estudiar y tratar su caso.